Pasividad y Rutina

Lunes, 15 Septiembre   

Hemos de rechazar con firmeza la idea de ocio como pasividad y rutina y, lo que quizás
sea más difícil, desvincular con argumentos sólidos «ocio» de «consumismo».

El ocio es disponibilidad para hacer lo que nos gusta, capacidad de elegir, entre
diversas opciones, la que más nos agrada en ese momento y una oportunidad de gran
calado para enriquecernos individual o colectivamente.

Necesariamente nos sale al paso el concepto de felicidad; es cierto que vivimos en lo
que se ha dado en llamar «sociedad del consumismo y del despilfarro», pero los recursos
no son inagotables y hemos de evitar que por más tiempo se siga cifrando la felicidad
en el tener y en el acumular. Los adultos damos, en este caso como en otros, un ejemplo
pésimo; vivimos alienados por el afán de poseer el coche más potente, el último
electrodoméstico o ese objeto cuya posesión, aparentemente, implica un ascenso en el
status social.


Tags: , ,