Ocio en Casa y Ocio en la Calle

Lunes, 15 Septiembre   

Estamos convencidos de que una familia unida sabrá encontrar tiempo para canalizar un
ocio vivido conjunta y participativamente por toda la institución familiar.

Pongamos un  ejemplo: salir al campo un día puede ser una ocasión para cantar en el coche, para  contar cuentos pero, también, para dar a conocer la Naturaleza, la flora y la fauna, el  respeto hacia el medio ambiente, así como hacer ver los efectos negativos de la
contaminación, o de hacer un mal uso o abuso de los espacios naturales. De la misma
forma, acudir toda la familia a ver una película adecuada al proceso evolutivo de los
hijos/as y comentarla posteriormente es otra forma de lo que vamos a denominar ocio
familiar compartido. Como lo es, asimismo, practicar algún deporte todos los miembros
de la familia.

Hemos de luchar hasta conseguir que la Educación para el Ocio y para un disfrute no
alienado del tiempo libre figure en un lugar destacado en el Proyecto Educativo de
Centro y se plasme en una dedicación específica y concreta de actividades en la
Programación General Anual; que se desarrollen tanto en las aulas como mediante visitas  y salidas que pongan en contacto a los escolares con múltiples facetas y realidades que  despierten sus inquietudes.