En la Sociedad

Lunes, 15 Septiembre   

El ocio y el tiempo libre, en una sociedad democrática y socialmente avanzada, es un
derecho. Cuando reconoce la  obligación de los poderes públicos a facilitar la adecuada utilización del ocio.

Quiere  esto decir que las diversas Administraciones Públicas, sobre todo las más próximas a  los ciudadanos, tienen la obligación de dotarse de los instrumentos necesarios para  cumplir este mandato: instalaciones deportivas, casas de la Cultura, casas de Juventud.

Cursos y actividades de ocio y tiempo libre y un largo etcétera en el que, junto a la
construcción de infraestructuras, debería trabajarse para facilitar el acceso a los
jóvenes a los recursos ya existentes.