El ocio es cosa seria

Miércoles, 10 Septiembre   

No se trata de darnos con el gusto en todos los caprichos que se nos ocurran. Debemos programar lo que nos gustaría hacer  este fin de semana, las próximas vacaciones o en algún feriado durante el año. Hay miles de cosas para hacer y para lso gustos más variado. lo importante es que, luego, podamos decir: “qué bien lo pasé”, “cómo disfruté”, “no pensé que lo pasaría tan bien”, “he vivido un momneto inolvidable”. Apenas hay fronteras para el disfrute, más allá de las leyes y la ética personal. Dejemos volar la imaginación, pensemos un poco en las cosas que nos gustaban cuando éramos chicos y seguramente ya tendremos planes para hacer. ¿Cuánto hace que no vas a un circo, al parque de diversiones, a comer pochoclo, al parque a dar un paseo en bote? Una caminata al cerro, salir a pasear mirando las clles, las casas, los árboles… descubrirás tantas cosas que no veías antes por pasar a las corridas.

Por supuesto que no es fácil. A veces la pereza puede más que nosotros. El dinero, las convenciones sociales; pero ese es el reto mayor, vencer las barreras que muchas veces nosotros mismos nos ponemos. Porque casi siempre entrañan algún cambio o riesgo, y una dedicación. Lo más sencillo es cubrir el sábado o el domingo leyendo el diario, hablando con la familia, paseando un poco y viendo la TV. No hay emociones, no hay creatividad, no hay ejercicio físico,antes o después, llegará el aburrimiento. Por supuesto que estar en casa y descansar es muy bueno, compartir con la familia, cocinar, recibir amigos en casa, todas esas cosas nos pueden hacer sentir muy bien. y aprovechar nuestr tiempo de ocio. Debemos evitar dejarnos arrastrar por el desánimo, el aburrimiento o abatirnos.