Consejos sobre la Filatelia

Lunes, 15 Septiembre   

- Examine cualquier sobre antes de desprender los sellos que contiene. Piense que un
sello usado vale menos si está suelto que si se halla adherido a un fragmento del sobre
original que contenga todo el matasellos.

- Para despegar los sellos usados, si es que carecen de interés para conservarlos en
pieza, recorte un centímetro alrededor de cada ejemplar y sumérjalos en agua tibia.
Deberá excluir los sellos estampados en color rojo vivo que, por lo general, suelen
desteñir y afectar a los demás.

-  La goma de los sellos nuevos es sumamente delicada. Si colecciona sellos nuevos,
consérvelos en sitio seco.

- Mantenga los álbumes y clasificadores almacenados verticalmente, para que los sellos
no soporten un peso excesivo. De vez en cuando, abra los álbumes y clasificadores para
que los sellos se aireen, sobre todo si están conservados en estuches protectores.

- No escatime en material protector para sus sellos y colecciones.

- Cuando le ofrezcan dos ejemplares de un mismo sello que le interese, adquiera el de
mejor calidad, salvo que su precio fuera desorbitado. Piense que un buen ejemplar por
su color, centrado, márgenes, etcétera.

-  No tenga prisa por completar una colección, pues se expone a pagar un precio
superior al normal por muchas piezas. Vale más ser metódico y tenaz en la búsqueda de
las piezas. Propóngase un objetivo, pero tenga paciencia para alcanzarlo.

- Coleccione por el placer de coleccionar. Dedique algún tiempo cada día o cada semana
a su afición. Instrúyase sobre la filatelia y relaciónese con otros coleccionistas.

-  Cuando considere completa una colección, no renuncie a exponerla, más para
conocimiento y estímulo de otras personas que para satisfacción propia.